AUDITORIA DE PREVENCIÓN DE BLANQUEO DE CAPITALES

El artículo 38 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, establece la obligación de una auditoría externa.

Las medidas de control interno deben ser auditadas anualmente por un experto externo. Los resultados del examen serán consignados en un informe escrito que describirá detalladamente las medidas de control interno existentes, valorará su eficacia operativa y propondrá, en su caso, eventuales rectificaciones o mejoras.

El informe estará en todo caso a disposición de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias o de sus órganos de apoyo durante los cinco años siguientes a la fecha de emisión.

La obligación establecida en este artículo no será exigible a los empresarios o profesionales individuales.

Realizar una auditoria con Moore Market, le ofrecerá la mayor garantía en el caso de ser inspeccionado por el SEPBLAC, ya que nuestro equipo de profesionales experimentados en la materia conocen profundamente los procedimientos seguidos por el Servicio Ejecutivo en sus inspecciones y le presentaran propuestas de actuación y mejora adaptadas a las necesidades detectadas.